Terapia Celular

¿Qué es?

Un proceso de introducir nuevas células en un tejido para poder tratar una enfermedad. Las terapias celulares comúnmente se enfocan en tratamientos de revitalización, en enfermedades crónicas y enfermedades hereditarias.

¿Por qué hacerlo o para que hacerlo?

Tenemos la oportunidad de ayudar a nuestro organismo de la manera más cordial a detener o enlentecer los procesos degenerativos para tener una mejor calidad de vida, incluyendo también estas terapéuticas en las enfermedades crónicas más desgastantes.

¿Cómo es el procedimiento?

Hay muchas formas de aplicación de la terapia celular.

Inyección intramuscular: se inyectan células extraídas de fetos especialmente preparados por laboratorios especializados y controlados por la Secretaria de Salud Pública de distintos países. En esta terapia es esencial la anamnesis del paciente y los análisis efectuados antes de la aplicación así como el cuidado post-implante de las células.

Oral o rectal: se utilizan extractos de órganos que se administran por boca o en forma de supositorios que se insertan en el recto del paciente.

Dinamizada: los extractos de órgano son dinamizados homeopáticamente y se los aplica ya sea por boca, por supositorio o inyección intramuscular.

Trasplantes: Se realiza de células madre que son autólogas (extraídas del mismo paciente), alogénicas (de otro donante), de células funcionales maduras que no son humanas  xenotrasplante, para producir una substancia necesitada (por ejemplo, tratar pacientes diabéticos al introducirles insulina producida de células de cerdo directamente en el músculo) o trasplantes de células transdiferenciada derivadas de una células diferenciada del mismo paciente (por ejemplo, el uso de insulina produciendo células beta transdiferenciadas de hepatocitos aislados como tratamiento de la diabetes).

Show Buttons
Hide Buttons