Lipoescultura y Lipotransferencia

¿Qué es?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la extracción de cúmulos de grasa que no desaparecen con el ejercicio ni con un régimen nutricional para mejorar la forma y contorno del cuerpo tanto en hombres como en mujeres, se esculpe el cuerpo por medio de la extracción de esta grasa; a su vez existen zonas en las cuales se desea que se acumule grasa para proporcionar un cuerpo con una figura anatómicamente correcta, por lo que la grasa extraída se selecciona y procesa para reintroducirla en las zonas que el paciente requiere. Básicamente se extrae la grasa de aquellas zonas que deseamos reducir y se inyecta en aquellas zonas del cuerpo que nos gustaría aumentar, por ejemplo se puede extraer del abdomen e inyectarla en los glúteos.

¿Por qué hacerlo o para que hacerlo?

Los resultados por lo general son muy buenos y conllevan a un cambio drástico en la imagen y apariencia física de las personas que se lo realizan una mejora considerable en el contorno corporal de forma instantánea, y en caso de llevar a cabo una dieta y ejercicio, los mismos pueden ser permanentes.  Las zonas de donde más comúnmente se extrae la grasa son: papada, abdomen, muslos, caderas, brazos y espalda. Y las zonas donde normalmente se inyecta es en los glúteos donde además de aumentar moderadamente el volumen,  se consigue mejorar la piel de naranja y por lo tanto se da mayor tersura y redondez al glúteo y también se usa, en el remodelado de gemelos, haciéndolos más tersos y perfilados.

¿Cómo es el procedimiento?

Se le indicaran una serie de estudios preoperatorios, así como una cita de valoración previa para coincidir en los objetivos a conquistar con el procedimiento, y aclarando todas sus interrogantes. El tiempo que toma este procedimiento es de 60 a 120 minutos; El tipo de anestesia seleccionado en muchos casos será un bloqueo neuroaxonal y /o una sedación. No es necesaria la administración de anestesia general. Por lo que usted podrá ser dado al día siguiente o el mismo día de la cirugía a menos que el cirujano por alguna consideración especial, indique que debe pasar alguna noche adicional en el hospital. Durante los días siguientes a la cirugía es normal presentar cansancio, inflamación así como hematomas lo cual es completamente normal, la mayoría de las molestias desaparecerán con el medicamento indicado; Durante las siguientes 2 semanas se realizaran revisiones médicas, para asegurar su pronta y adecuada recuperación, se le pedirá no realizar ejercicio, ni actividad física extenuante durante 3 semanas, también usara una faja específica para la zona que fue tratada durante 1 mes. Usted podrá regresar a sus actividades habituales tras 48 horas incorporándose casi en su totalidad tras 1 semana. Al cabo de 20 a 30 días la mayoría de los hematomas habrá desaparecido, usted ya estará realizando sus actividades incluso ejercicio.

Show Buttons
Hide Buttons